martes, 7 de abril de 2015

La mochila de emergencias (72h)

¿Qué es?

Se trata de un equipamiento básico especialmente pensado para casos de emergencia, capaz de cubrir las necesidades básicas de su portador durante 72 horas. Su función es la de atenuar los peligros y minimizar las consecuencias que pueda sufrir un individuo ante una crisis, aumentando la capacidad de reacción y actuación de las personas con el fin de limitar el sufrimiento y aumentar las probabilidades de supervivencia. 

Éstas mochilas contribuyen de forma positiva tanto a sus portadores como a las agencias de protección, ya que al cubrir las necesidades básicas de las personas se pueden dedicar los recursos a las situaciones más críticas, lo que puede suponer salvar muchas más vidas.

Aunque se llamen mochilas de emergencias o de 72 horas no tienen por qué ser en realidad una mochila la que contenga todo ese equipamiento, pero sí que resulta bastante útil ése formato y es por ello que se ha popularizado dicho término.

Fuente: Flickr de Ashley P


Algunas familias preparan kits de emergencia conjuntos, es una opción igualmente válida. Pero es mucho mejor preparar una mochila para cada miembro de la familia por la mayor facilidad para transportar el kit en caso de ser necesario y la mejor organización de los objetos. Además, si alguno de los integrantes pierde su equipo otro ser querido podrá compartir el suyo en caso de extrema necesidad (aunque no sea lo ideal ni para lo que está pensado).


72 horas

El tiempo que supuestamente tardan las agencias de protección civil y de gestión de emergencias en desplegar sus operativos es de 72 horas. Sin embargo, éste tiempo depende de muchas variables, por lo que podría ser un período de tiempo mayor o menor. Se trata únicamente de un tiempo estandarizado que sirve de referencia a la hora de preparar este tipo de kits para emergencias. 

De esta forma, a la hora de preparar una mochila de emergencias deberemos considerar que con ella tendremos que cubrir nuestras necesidades de una temperatura adecuada, agua, alimentos, medicación e higiene durante 3 días completos.


Vergüenza y paranoia

En ocasiones la ignorancia es un arma peligrosa. Mucha gente piensa que quien dispone de este tipo de mochilas y otros conjuntos son locos o paranoicos, cuando se trata simplemente de ser precavidos. En España se ha generalizado la creencia de que nunca pasa nada y que disponer de este tipo de equipo es inútil y un gasto de dinero innecesario, pero en España se han dado y se seguirán dando catástrofes naturales y otras crisis.

Como algunos ejemplos de catástrofes naturales pueden servirnos la inundación de Valdepeñas (Ciudad Real) el 1 de julio de 1.979 que provocó 21 fallecidos, 30 heridos y 2.000 millones de pesetas en pérdidas (casi 11 millones de euros).  Otro ejemplo sería el terremoto del 25 de diciembre de 1.884 en Arenas del Rey (Granada) que supuso la muerte de 839 personas y unos 1.600 heridos además de la destrucción total de la localidad que fue reconstruida desde cero a 500 metros de la primera.

Pero hay muchos más ejemplos, y no sólo de terremotos e inundaciones. Además de catástrofes naturales pueden darse otros tipos de crisis, como desabastecimiento, ataques terroristas,  cortes en los suministros de agua, combustible o electricidad, problemas en presas, accidentes químicos o nucleares, etc. Nadie sabe cuándo ni como ocurrirá la próxima emergencia.

¿Por qué llevas un botiquín en el coche? ¿Por qué hay extintores en los locales y en muchas casas? Entonces, ¿¡Por qué no una mochila de emergencias!?


¿Qué debe incluir?

1. El contenedor.

Como ya se ha comentado no hace falta que sea una mochila. Puede ser una caja, una maleta o cualquier cosa donde quepa todo el contenido. Cuantos más miembros sean en una familia, más equipo será necesario, por lo que distribuirlo facilitará las cosas.

La mochila es una forma fácil para organizar, distribuir el peso y transportar el equipo.


2. Abrigo y aislamiento.

Como ya vimos en la entrada "La regla de los treses" de este mismo blog, las temperaturas extremas es lo primero que puede matarnos. Una sencilla y económica manta de emergencia puede protegernos tanto del frío como del calor según de que lado la usemos. También existen calentadores químicos en pequeñas bolsas de plástico y también podemos encender un fuego.

Deberemos incluir también ropa que nos protejan de la humedad y la lluvia. Un poncho es muy recomendado pues nos protege de la lluvia a la vez que nos permite construir un pequeño refugio.


3. Agua.

Necesitaremos beber unos 2 litros de agua por persona y día para mantenernos hidratados, Esto supone mucho peso y espacio y dificulta el movimiento, pero puede ser conveniente incluir unos 2 litros de agua en la mochila y otros medios para conseguir más como pastillas potabilizadoras o filtros. Recuerda que el agua presente en los alimentos también nos servirá de ayuda.

Deberemos llevar recipientes, mejor varios aunque estén vacios: botellas normales de plásico, cantimploras, botellas plegables... Una cantimplora de mental permitirá ademas hervir agua para purificarla.


4. Alimento.

Lo mejor será proveernos de alimentos no perecederos y ligeros. Puedes incluir algunas conservas y comida deshidratada. Recuerda mantener una proporción adecuada de hidratos de carbono, proteínas y grasas (aproximadamente 60%, 15% y 35% respectivamente).

Las comidas calientes aumentan la moral, por lo que es conveniente incluir alguna como puede ser una sopa de sobre, que es ligera y nutritiva. Las infusiones como el té o un sobre de café ayudan a recuperar energías y sentirse optimistas. Recuerda también que el café o el alcohol deshidratan.


5. Fuego.

Aunque ya lo hemos comentado más vale repetirlo. El fuego es importante porque nos permite cocinar, hervir agua para purificarla, iluminarnos, protegernos del frío y de animales salvajes además del efecto positivo que tiene en la moral.

Pedernal, mecheros y yescas pueden sernos útiles.


6. Una radio.

Es posible que no tengamos ningún otro medio de comunicación si ocurre una catástrofe. La televisión y los teléfonos podrían quedar inutilizados, pero la radio puede escucharse desde grandes distancias por lo que incluir un pequeño receptor de radio que funcione a pilas o este provisto de un cargador solar integrado o una dinamo será de gran utilidad.

Además puede servir de entretenimiento mientras esperamos a que la ayuda llegue.


7. Iluminación.

Debemos incluir alguna linterna  para poder ver por la noche, ya que podemos necesitar desplazarnos durante horas oscuras. Además es conveniente para observar mejor algunas heridas.

Las linternas frontales nos permitirán ver dejándonos libres las manos.


8. Un botiquín.

Deberá contener elementos para curar heridas y paliar algunos dolores: tiritas, pinzas, vendas, tijeras, antiséptico, puntos de aproximación (steri strips), analgésicos, anti-inflamatorios, anti-diarreicos, anti-histamínicos y la medicación habitual que el médico nos prescriba.

Conviene añadir un pequeña nota con las fechas de caducidad de cada medicamento así como de su uso o algún dato que pueda resultar de interés como al forma de tomarlo si es que se precisa.

Una guía de primeros auxilios puede resultar útil, aunque lo ideal es practicar antes este tipo de técnicas para actuar con la mayor seguridad en uno mismo y la mayor brevedad posibles.

Otros elementos que podemos incluir en el kit médico son los protectores solares, los repelentes de insectos, pomadas anti-quemaduras, guantes de látex, termómetro, mascarillas, etc.


9. Elementos para llamar la atención.

Nuestro principal objetivo es que la ayuda llegue hasta nosotros, y en ocasiones puede que necesiten una ayuda para localizarnos. Para ello se pueden incluir elementos reflectantes como espejos o plásticos de colores llamativos y silbatos.


10. Higiene.

Mantener la higiene prevendrá infecciones, por lo que es importante contar con elementos de aseo como cepillo y pasta de dientes, jabón que no requiere agua o toallitas de bebé. Hay que procurar incluir elementos que no requieran del uso de mucha agua pues necesitaremos esta para beber.


11. Elementos de navegación.

Mapas y brújulas para desplazarnos hacia los lugares más convenientes, bien porque figuren en nuestro plan de emergencias o bien porque la información que nos haya llegado a través de la radio por ejemplo así lo indique.


12. Elementos de protección.

Como mascarillas, guantes o gafas que nos protejan de la acción de agentes externos como vapores tóxicos o polvo y que nos puedan proteger de otros peligros como la electricidad.


13. Un kit de costura.

Para arreglar rápidamente cualquier roto en nuestra ropa o mochila y mantener así su utilidad. Si fuese necesario podría usarse para suturar heridas.


14. Útiles de cocina.

Para cocinar necesitaremos recipientes de metal o sartenes, así mismo deberemos disponer de cubiertos y abrelatas.


15. Ropa.

La más adecuada para cada época, pero recuerda que hasta en verano refresca por las noches y es conveniente tener siempre algo de abrigo.

Deberemos llevar mudas limpias de ropa interior.


16. Baterías de repuesto o cargadores.

Es posible que necesitemos reponer las baterias de la radio y recargar el móvil, para ello debemos llevar pilas adecuadas a nuestro equipo y cargadores de emergencia. Éstos últimos podemos comprarlos o fabricarlos nosotros mismos para recargar baterías mediante el Sol, una dinamo u otras baterias diseñadas para ello.


17. Documentación.

En algún momento la ayuda llegará y llevar encima nuestra documentación facilitará las cosas. Puede guardarse en una bolsa hermética para protegerla del agua. Es conveniente llegar el DNI, el libro de familia, tarjetas sanitarias además de otros como seguros o escrituras.


18. Saco de dormir.

Los hay adecuados a cada época del año y a cada clima. Debemos incluir además una esterilla que nos aísle del suelo para mantener mejor la temperatura.


19. Papel y lápiz.

Si retransmiten alguna información importante, necesitamos tomar nota de algún lugar o comenzamos a experimentar síntomas extraño es mejor que quede registrado para que no se nos olvide nada y en caso de que la ayuda profesional nos encuentre le resultará útil para atendernos.


20. Otros elementos útiles

Cuerda, cinta americana, bolsas de basura, multiherramientas, entretenimientos para los niños, lupas, teléfonos, pañales, papillas... Pueden añadirse las cosas que creamos conveniente siempre que no nos carguemos demasiado. Recuerda que puede que necesitemos movernos y a menor peso más rápido lo haremos y menos probabilidades de sufrir lesiones.

Fuente: Flickr de Jessica C

1 comentario:

  1. Hola.

    Más que de 72H me gusta llamarla de escape, aún no la tengo pero creo que empezaré con la Maxpedition Falcon III http://fauerzaesp.com/novedades-de-maxpedition-para-este-2015/

    Que os parece?

    ResponderEliminar